Recetas de patatas a la riojana

Cómo hacer patatas a la riojana

Patatas con bacalao a la riojana

Patatas con bacalao a la riojana

¡Hay algo tan reconfortante en un plato de patatas! Son un placer, sobre todo en un día frío, ya sea que estén al horno, en puré, combinadas en un guiso, o en una sopa.

Son muy apetecibles y durante el largo invierno, hacen acto de presencia en mi cocina muy a menudo. Por suerte para mí, mi padre cultiva patatas en su huerta y tenemos patatas caseras todo el año. ¡No necesito comprar patatas!

¿Qué pasa cuando a un ingrediente tan rico como las patatas, se le añade un poco de cebolla, ajo, bacalao y chorizo? Pues que se hace un plato tan contundente como el de la receta de hoy. Unas patatas con bacalao a la riojana.

Seguro que habéis oído hablar de las patatas a la riojana, que por cierto es uno de mis platos favoritos para comer cuando hace mucho frío. Pero en esta ocasión he querido incorporar un pescado que le va a la perfección, el bacalao.

Pues el plato se completa y enriquece proporcionándonos todos los nutrientes que necesitamos al día. Y te calienta desde la cabeza hasta los pies.

Originalmente era un plato para los campesinos, ya que las patatas son un ingrediente humilde, simple y sin pretensiones. Pero que resulta que combinándolas con otros ingredientes, da como resultado algo totalmente delicioso, con sabor tradicional.

Dales una oportunidad y estoy seguro de que te van a encantar.

Ingredientes para 4 personas:

  • 6 patatas, peladas y rotas
  • 250 gr de bacalao desmigado
  • 2 trozos de chorizo ​​picante, cortado en rodajas de 3 cm
  • 1 cebolla grande, picada finamente
  • 4 dientes de ajo, pelados y picados
  • Un buen chorro de aceite de oliva virgen extra
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharada de pulpa de pimiento choricero
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Sal al gusto
  • 1 pizca de pimienta de cayena

Así se elabora las patatas con bacalao a la riojana:

  1. Calienta un buen chorro de aceite de oliva a fuego medio en una sartén grande. Cuando esté caliente, añade el ajo picado, la cebolla picada finamente y las hojas de laurel. Deja que se poche todo durante unos 10 minutos.
  2. Incorpora los trozos de chorizo y deja que se cocinen hasta que se empiecen a dorar (unos 2-3 minutos). Empezaremos a ver que sueltan grasa y la cazuela se pone de color rojo.
  3. Añade el pimentón y el bacalao desmigado a la cazuela, remueve todo y deja que se rehogue bien. Agrega las patatas rotas, la pimienta de cayena, sazona con sal y mezcla bien.
  4. Sube el fuego a medio-alto, añade suficiente agua como para cubrir todos los ingredientes y llévalo a ebullición.
  5. Cuando empiece a hervir, reduce el fuego a bajo y agrega la pulpa de pimiento choricero. Remueve todo.
  6. Deja que cueza todo a fuego lento durante unos 30-40 minutos minutos, o hasta que las patatas estén bien cocidas, sin dejar de revolver ocasionalmente.
  7. Con una cuchara, retira la capa de grasa que flota en la superficie que ha soltado el chorizo.
  8. Si el guiso todavía no es lo suficientemente espeso para tu gusto, aplasta algunas patatas, revuelve y deja que siga cociendo unos minutos más.

¿Cómo romper las patatas? Este es un método de cortar las patatas para que liberen más almidón, lo que resulta en un guiso más denso. Para ello tienes que cortar la patata la mitad con el cuchillo y el resto triscándolo (oirás como trisca la patata).

Maridaje.

Pues para acompañar un plato de La Rioja, no hay mejor bebida que un vino tinto riojano.